• Abogados de derecho de familia en Sevilla

    ABOGADOS DE FAMILIA, EXPERTOS EN DIVORCIOS

  • Le asesoramos con los proceso de divorcio

    DESPACHO EN SEVILLA, DEFENDEMOS SUS DERECHOS

  • Resolvemos cualquier duda

    PUEDE REALIZAR SUS CONSULTAS ON-LINE, RESPONDEMOS SIEMPRE

Todo en Derecho de Familia

El incumplimiento del régimen de visitas

El incumplimiento del régimen de visitas

En los procedimientos de guarda y custodia y en los de divorcio en que hay hijos comunes es lo más habitual que se le otorgue al padre que no ostenta la custodia de los menores un derecho de visitas para con ellos. Dicho régimen de visitas viene contemplado en un convenio regulador y/o de la sentencia del juzgado de Sevilla que haya conocido del asunto.

No se le puede privar al progenitor no custodio de ver a sus hijos cuando según el régimen de visitas establecido le toque, ni alegando enfermedad de los hijos, o que están estudiando o en actividades extraescolares, ni -y esto es importante que se tenga en cuenta- aunque dicho progenitor con derecho de visitas no esté cumpliendo con obligaciones tales como pagar la pensión de alimentos. Si se da este caso de impago, ha de contratar un abogado especializado en divorcios o guarda y custodia e interponer una demanda, pero nunca compensar un incumplimiento con otro.

Más difícil es valorar las consecuencias jurídicas del otro supuesto, esto es, que el progenitor no custodio no haga uso de su derecho a visitar a sus hijos. Hay jueces en Sevilla que consideran esta omisión susceptible de ser catalogada como incumplimiento de obligaciones familiares, y en consecuencia pueden condenar al padre que la incumpla al pago de una multa. Otros, sin embargo, consideran que como su nombre indica, el progenitor no custodio, salvo en los casos de custodia compartida, lo que tiene es un derecho a ver a sus hijos, y como todo derecho se puede ejercer o no.

Cuando nos hemos topado con este caso en que el incumplimiento del régimen de visitas no es sancionado, desde nuestro despacho de abogados en Sevilla, lo que hacemos es pedir entonces un aumento de la pensión de alimentos, por entender que si se fijó en una cantidad determinada es porque el progenitor que la tenía que pagar se suponía que pasaría algunos días con sus hijos y por lo tanto el gasto de esos días no lo tendría que soportar el otro padre.

En cualquier caso, nuestro equipo de abogados expertos en divorcios queda a su disposición para estudiar en profundidad su caso y buscar la mejor solución.
Requisitos de la pensión compensatoria

Requisitos de la pensión compensatoria

¿Cuándo procede la concesión de la pensión compensatoria? Su concesión únicamente procede si media una solicitud expresa por parte del cónyuge perjudicado.

No obstante, y aun existiendo dicha solicitud será necesario determinar la existencia de un desequilibrio económico. Para ello, el juez tendrá en cuenta sobre todo tres cosas:
  • La dedicación a la familia y colaboración con las actividades del otro cónyuge.
  • El régimen de bienes al que ha estado sujeto el patrimonio de ambos cónyuges, ya que será dicho patrimonio el encargado de compensar determinados desequilibrios.
  • Su situación anterior a la ruptura del matrimonio del cónyuge que sufre el desequilibrio.
Esta valoración se lleva a cabo desde una perspectiva subjetiva, conforme a la cual el juez ha de valorar todas aquellas circunstancias relativas al caso concreto, no solo al efecto de determinar la cuantía de la pensión en el caso de que la misma resulte procedente, sino para establecer también la duración de la misma (indefinida o temporal).

En este sentido, el hecho de que cada cónyuge tenga su propio trabajo no va a suponer un impedimento a la hora de fijar una pensión compensatoria, mientras se demuestre que el referido desequilibrio económico existe, y que este es consecuencia directa de la separación o divorcio. Como tampoco tendrá ninguna transcendencia, el hecho de que la disolución del régimen ganancial pueda suponer la obtención de un buen patrimonio económico por parte de los cónyuges.

Por último, cabe decir que si en el momento de la separación o divorcio, el cónyuge que siempre ha trabajado carece de ingresos, puede considerarse que ya no existe desequilibrio económico. En esta línea, el Tribunal Supremo ha llegado a denegar pensiones compensatorias, esgrimiendo el argumento de que el cónyuge a quién se le reclama el pago de la pensión, se encontraba en ese momento en el paro. Sin embargo, otras veces, atendiendo a la finalidad misma de la pensión, así como a la falta de oportunidades de encontrar trabajo por la parte de quien reclama, sí que se han establecido pensiones.
Repartir los bienes tras el divorcio

Repartir los bienes tras el divorcio

Cada cónyuge tendrá derecho a que se incluyan con preferencia en su haber hasta donde éste alcance:
  • Los bienes de uso personal (salvo las ropas y objetos de uso personal que no sean de extraordinario valor, que no se incluirán dentro de este supuesto porque son considerados bienes privativos de cada cónyuge, no son patrimonio común).
  • La explotación económica que gestione efectivamente.
  • El local donde hubiese venido ejerciendo su profesión.
  • En caso de muerte del otro cónyuge, la vivienda donde tuviese la residencia habitual.
En los casos 3º y 4º podrá solicitar el cónyuge, a su elección, que se le atribuyan los bienes en propiedad o que se constituya sobre ellos a su favor un derecho de uso o habitación. Si el valor de los bienes o el derecho superara al de haber del cónyuge adjudicatario, deberá éste abonar la diferencia en dinero.

Una vez admitida la solicitud de liquidación, se citará a los cónyuges para que comparezcan ante el Secretario Judicial y lleguen a un acuerdo sobre el reparto. Si uno de los cónyuges no comparece sin justificación se entenderá que está conforme con la propuesta de liquidación que efectúe el cónyuge que haya comparecido.

Si no llegan a un acuerdo sobre este extremo, se procederá al nombramiento de contador mediante comparecencia de los interesados ante el Secretario Judicial, si las partes no se ponen de acuerdo sobre la persona que debe ejercer dicho cargo, se designará por sorteo entre abogados ejercientes con especiales conocimientos sobre la materia y con despacho profesional en el lugar del juicio. También, y por los mismos procedimientos se procederá, si fuera necesario, al nombramiento de peritos, nunca más de uno para cada clase de bienes, para que procedan a valorarlos.

Si desea recibir asesoramiento sobre esta materia, no dude en visitar nuestro despacho de abogados en Sevilla, estamos aquí para ayudarle.
Títulos de legitimación de la filiación

Títulos de legitimación de la filiación

En España, la filiación se acredita por la inscripción en el Registro civil, por el documento o sentencia que la determina legalmente, por la presunción de paternidad y, a falta de los medios anteriores, por la posesión de estado. Si está buscando en cómo hacer para demostrar la filiación de su hijo, o la suya propia, consulte con nuestros abogados en Sevilla. Estos son los principales pasos a tener en cuenta.
  • Inscripción de nacimiento en el Registro civil. No es sólo un medio privilegiado de prueba de los hechos inscritos, sino que hace fe de la filiación ya determinada, y es eficaz y tenida por veraz mientras no se disponga otra cosa por sentencia firme dictada en juicio declarativo.
  • Documento o sentencia firme que determine legalmente la filiación. Hay que remitirse a los títulos de determinación, que sus abogados pueden manejar por usted.
  • Presunción de paternidad.
  • Posesión de estado. Se trata de una situación fáctica en la que se encuentra quien de hecho y de modo estable ostenta signos suficientes del goce de tal estado de filiación, le corresponda o no efectivamente. Es un título de legitimación subsidiario de los restantes para toda clase de filiación y además sirve de criterio de determinación de la legitimación para el ejercicio de las acciones de filiación. Estos son los tres puntos que la determinan:
Nombre. Consiste en usar habitualmente el hijo el apellido del supuesto padre/madre.
Trato. Comportamiento material y afectivo propio de la relación de filiación dispensado al hijo por el padre, madre y/o familia.
Fama. Es el hecho de ser considerado socialmente, en la opinión pública o entorno social próximo, como hijo.

Si quiere saber cómo poner en marcha los mecanismos para determinar su filiación, déjelo en manos de nuestros abogados expertos en derecho de familia. Visítenos en nuestro despacho de Sevilla.
El divorcio online

El divorcio online

¿En qué consiste el divorcio online? ¿Es una nueva forma de divorciarse? El divorcio online es una modalidad de contratación de los servicios de un abogado. Uno no puede divorciarse por Internet como tal, pero sí puede contratar un divorcio así.

¿Y qué gano con el divorcio online? El servicio jurídico que se presta es el mismo, pero ahorrándose la visita al despacho. Aunque pueda facilitar las cosas, no siempre es así, ya que la persona deberá encargarse de muchas cosas que, de otra manera, el abogado haría por ella.

¿Cómo hacer para empezar? Para iniciar el trámite, lo normal es tener que completar un formulario con unos datos básicos, y encargarse de recopilar la documentación necesaria, como es el certificado de matrimonio y certificado de nacimiento de los hijos. Al ahorrar estos trámites al abogado, supondrá un ahorro para usted también, ya que será usted mismo quien deba encargarse de solicitar estos papeles.

¿Es habitual optar por esta opción? En España, miles de personas utilizan este servicio desde que entró en vigor la nueva Ley del Divorcio. ¿Por qué? Se simplifican mucho los trámites y ya no es necesario separarse previamente. Lo importante es estar realmente en manos de abogados profesionales, como los de nuestro despacho en Sevilla.

¿Y si prefiero pagar más, pero que un abogado se encargue de todo? En ese caso, nuestro despacho también le ofrece, obviamente, la solución. No dude en llamar y concertar una visita. Se reunirá personalmente con nuestros abogados y nos ocuparemos de conseguir toda la documentación para que usted no se preocupe de nada.

La elección está en sus manos. Nosotros podemos ocuparnos de todo el trámite, o usted puede entrar a ocuparse también y ahorrarse algunos costes. En cualquier caso, nuestro equipo de expertos en derecho de familia le ofrecerán el mejor servicio para completar su divorcio con las mejores garantías.
¿Qué lleva al divorcio?

¿Qué lleva al divorcio?

Aunque actualmente no sea necesario invocar ninguna causa cuando se solicita el divorcio ante el Juez, no por ello dejan de existir motivos para querer divorciarse. Desde nuestro despacho de abogados, nuestros profesionales en derecho civil han hecho un análisis de los casos que se producen en la provincia de Sevilla, y han extraído las conclusiones que, a modo informativo y curiosidad, le exponen a continuación.

Los factores que peor afectan a la pareja son haber contraído matrimonio a corta edad, pobreza, el desempleo, un bajo nivel educacional, convivencia con otra (o la misma) pareja antes del matrimonio, tener un hijo o hija antes del matrimonio ya sea de ambos, o de alguno de los contrayentes, diferencias raciales, haberse casado anteriormente, y tener antecedentes familiares.

La evolución de la sociedad nos lleva a darnos cuenta de que una de las causas reincidentes en el incremento de las tasas de divorcio ha sido el cambio de papeles dentro del matrimonio, principalmente asociado al creciente papel de las mujeres en el mercado laboral gracias a crecientes oportunidades en educación y empleo en conjunto con políticas más activas de inclusión, indicándose que en muchos casos, la relación entre un mayor número de horas dedicadas al trabajo y la probabilidad de divorcio es más fuerte en aquellas familias de ingresos medios y en las que el marido desaprueba el trabajo de la esposa, o bien, en las que el marido trabaja menos horas que la esposa haciendo que la interacción de pareja disminuya, especialmente en el caso de los primeros años del matrimonio.

Obviamente, esto no quiere decir que sea siempre así. Las causas del divorcio varían enormemente de una pareja a otra, y todas y cada una de ellas son igual de válidas que las otras. Además, a día de hoy, no hace falta alegar causa alguna para pedir el divorcio, por lo que bastará con que uno de los dos visite un abogado experto en derecho de familia.
¿Cómo funciona el divorcio contencioso?

¿Cómo funciona el divorcio contencioso?

Si no existe acuerdo por ambos cónyuges en la solicitud del divorcio o en los acuerdos que han de recogerse en el convenio regulador que ha de acompañar la demanda, cualquiera de los cónyuges puede solicitar del Juzgado que se inicie un procedimiento de divorcio que finalmente termine con la declaración del mismo y por tanto la disolución del matrimonio. Como no es necesario invocar causa alguna para solicitar el divorcio, siempre que el matrimonio lleve celebrado más de tres meses, el procedimiento va a terminar mediante la sentencia de divorcio.

Al igual que ocurre en la separación contenciosa, el procedimiento contencioso supone un mayor coste anímico, económico y, temporal para ambas partes. Junto con la demanda de divorcio, al igual que en la contestación que presente el cónyuge demandado, deberán aportarse todas las pruebas de las que vaya a valerse cada uno cuando se celebre el juicio, aunque se permite que en el acto de la vista se aporten algún tipo de prueba como documentos o testigos.

Cuando los cónyuges carecen de medios económicos puede solicitarse justicia gratuita para tramitar el divorcio.

También se puede solicitar con la demanda de divorcio contencioso que el Juzgado adopte mientras se tramita el procedimiento una serie de medidas provisionales destinadas a regular de un modo transitorio aspectos concernientes a los hijos, vivienda, pensión de alimentos, régimen de visitas, cargas del matrimonio, etc. Dichas medidas provisionales serán sustituidas por las definitivas que se acuerden en la sentencia de divorcio que se dicte.

Para estos casos, debe contar con la asistencia de un abogado y un procurador. Desde nuestro despacho de Sevilla, nos hemos especializado en derecho de familia y divorcios, y contamos con nuestros propios procuradores, así que podemos facilitarle toda la asistencia que necesita en el menor plazo posible. No dude en consultarnos sin compromiso, estaremos encantados de atenderle.
El convenio regulador en el divorcio

El convenio regulador en el divorcio

En todo divorcio, debe redactarse un convenio regulador. El convenio regulador se constituye en elemento determinante de la producción de los efectos y consecuencias del procedimiento y de la sentencia judicial, principalmente en tres aspectos:
  • Para ordenar las consecuencias del procedimiento de separación o de divorcio iniciado y tramitado mediante acuerdo de los cónyuges, en cuyo caso la presentación de la demanda exige necesariamente acompañarse de la propuesta de convenio;
  • Puede sustituir a las medidas provisionales estrictamente judiciales para durante la tramitación del pleito de nulidad, separación o divorcio.
  • Puede sustituir también los efectos accesorios de las sentencias de nulidad, separación y divorcio que, en otro caso, habría de decidir el juez.
El convenio regulador de la separación o de los efectos del divorcio debe referirse, como mínimo, al contenido establecido por la ley en el artículo 90.1º del Código Civil:
  • Cuidados de los hijos y ejercicio de la patria potestad.
  • Régimen de visitas
  • Vivienda familiar.
  • Cargas del matrimonio.
  • Liquidación del régimen económico matrimonial
  • Pensión compensatoria
Los acuerdos de los cónyuges, adoptados para regular las consecuencias de la nulidad, separación o divorcio serán aprobados por el juez, salvo si son dañosos para los hijos o gravemente perjudiciales para uno de los cónyuges.

Si las partes proponen un régimen de visitas y comunicación de los nietos con los abuelos, el juez podrá aprobarlo previa audiencia de los abuelos en la que éstos presten su consentimiento. La denegación de los acuerdos habrá de hacerse mediante resolución motivada y en este caso los cónyuges deben someter a la consideración del juez nueva propuesta para su aprobación, si procede.

Desde la aprobación judicial, podrán hacerse efectivos por la vía de apremio. La aprobación judicial del convenio regulador supone la perfección del acuerdo de los cónyuges y dota al mismo de fuerza ejecutiva.
El juez, además de aprobar o denegar, también puede añadir al convenio medidas que garanticen su cumplimiento.

Deje que nuestros abogados se encarguen de esto, visite nuestro despacho en Sevilla, le ayudaremos.
La acción de divorcio

La acción de divorcio

Para iniciar el divorcio, hay que plantear, con la ayuda de un abogado, la acción de divorcio. Ésta demanda irá acompañada de una propuesta de las medidas que hayan de regular sus efectos: propuesta unilateral, convenio regulador o resolución del procedimiento de mediación familiar. La presentación de la demanda puede tener carácter convenido o contencioso y, a su vez, el ejercicio convenido de la acción de divorcio puede ser inicial u originario y sobrevenido. Esta acción es personalísima, por lo que no se puede transmitir a los herederos.

La acción de divorcio puede ser solicitada por ambos cónyuges, y solo se extingue por la muerte de cualquiera de ellos o por su reconciliación, que deberá ser expresa cuando se produzca después de interpuesta la demanda. La muerte de uno de los esposos es el modo natural de disolución del matrimonio. La reconciliación se configura propiamente como renuncia a la acción.

Nuestro Código Civil exige que para que la reconciliación tenga lugar una vez solicitado el divorcio, deberá ser expresa cuando se produzca después de interpuesta la demanda. Por tanto, la reconciliación antes de sentencia firme, sí tendrá efectos; pero si es posterior a la sentencia de divorcio no tendrá efectos legales, pudiendo contraer nuevo matrimonio.

El efecto primordial y propio de la sentencia firme de divorcio es la disolución del matrimonio. En relación a este efecto típico de la sentencia, el artículo 89 del Código civil precisa que la disolución del matrimonio por divorcio sólo podrá tener lugar por sentencia que así lo declare y producirá efectos a partir de su firmeza. La sentencia de divorcio produce, desde su firmeza, efectos inter partes y respecto de los terceros que la conozcan, pero respecto de los demás no perjudicará a terceros de buena fe hasta que no se inscriba en el Registro Civil.

Si quiere saber más, deje que nuestros abogados se encarguen de su divorcio. Visite nuestro despacho en Sevilla, no le defraudaremos.

AVISO LEGAL · LSSI · POLÍTICA DE COOKIES · POLÍTICA DE PRIVACIDADSafe Creative #1512100209997



Este sitio emplea cookies como ayuda para prestar servicios. Al utilizar este sitio, estás aceptando el uso de cookies. OK Más información