Reparto y liquidación de bienes

Reparto y liquidación de bienes
Entre las múltiples cuestiones que hay que tratar en un proceso de divorcio de un matrimonio, además de las relacionadas directamente con los hijos, también están las de índole más económica.

En primer lugar habrá que ver qué tipo de régimen rige el matrimonio, es decir, si en el momento de contraer matrimonio (o más tarde) la pareja optó por un régimen de gananciales o por la separación de bienes.

Si se eligió el régimen de gananciales significa que durante el matrimonio el patrimonio de la pareja era común, independientemente de quién lo compre o quién aporte mayor capital, todo es común.

En cambio en la separación de bienes no existe un fondo común, el patrimonio es de cada uno, por eso frente a un proceso de divorcio los trámites son más sencillos.

En el caso del régimen de gananciales se hace un inventario con todo lo que se posea y se tenga en común para así repartirlo de la forma más equitativa posible. El reparto de los bienes puede hacerse en el momento de la disolución de la unión o más tarde, dependiendo de cada situación.

Como cualquier trámite que forme parte de un proceso de divorcio si los dos miembros de la pareja están de acuerdo, todos los pasos que habrá que realizar son más fáciles, siempre que no haya conflictos.

Si para todas estas gestiones necesita la ayuda de un abogado profesional en este tipo de casos, no se preocupe, nuestro equipo de expertos se encuentra en Sevilla capacitado para solucionar estos trámites y los problemas que puedan surgir durante el proceso.

Solamente tiene que entrar en nuestra página web para descubrir todo lo que podemos hacer por usted o bien llamar a nuestro teléfono.