El divorcio exprés

El divorcio exprés permite a la pareja divorciarse sin tener que separarse primero. Se trata de un tipo divorcio de mutuo acuerdo, pero en el que ambos cónyuges tienen muy claros los términos en los que lo quieren pactar, y no existen cuestiones complicadas ni se debe proceder a la liquidación de la sociedad de gananciales. De esta manera, el proceso se vuelve ágil y sencillo y, con la ayuda de nuestros abogados, podrá resolverlo en un escaso periodo de tiempo.

¿Cuándo hay que proceder por medio del divorcio exprés? Se recomienda acudir a él cuando únicamente se pretenda la disolución del vínculo matrimonial. Si entran en juego otras cuestiones como la custodia de los hijos, el régimen de visitas, la pensión de alimentos, el uso del domicilio familiar, la liquidación de la sociedad de gananciales, etc., es menos recomendable, ya que estas actuaciones necesitan de la intervención de un profesional.

¿Qué necesito para el divorcio exprés? El primer paso es interponer la demanda ante el Juzgado, para lo que necesitará la firma de un abogado y un procurador, y junto a ella, adjuntar la siguiente documentación original:
  • Convenio Regulador, que redactaremos con sus pretensiones,
  • Certificado de matrimonio, que deberá tener consigo desde el día de la boda,
  • Partidas de nacimiento de sus hijos, que nos encargaremos de solicitar y de ir a recoger por usted.
Cuando se presenta la demanda, en poco tiempo se cita a ambos cónyuges para ratificar el Convenio ante el Juzgado, dictándose en un breve plazo la sentencia de divorcio. Depende del volumen de trabajo de cada Juzgado, pero lo habitual es que, en un plazo aproximado de dos ó tres meses, el Juez dicta la sentencia de divorcio, notificándose al Registro Civil la disolución del matrimonio.

Si necesita ayuda, acérquese por nuestro despacho en Sevilla, nuestros abogados se ocupan de su divorcio.