Requisitos de la pensión compensatoria

¿Cuándo procede la concesión de la pensión compensatoria? Su concesión únicamente procede si media una solicitud expresa por parte del cónyuge perjudicado.

No obstante, y aun existiendo dicha solicitud será necesario determinar la existencia de un desequilibrio económico. Para ello, el juez tendrá en cuenta sobre todo tres cosas:
  • La dedicación a la familia y colaboración con las actividades del otro cónyuge.
  • El régimen de bienes al que ha estado sujeto el patrimonio de ambos cónyuges, ya que será dicho patrimonio el encargado de compensar determinados desequilibrios.
  • Su situación anterior a la ruptura del matrimonio del cónyuge que sufre el desequilibrio.
Esta valoración se lleva a cabo desde una perspectiva subjetiva, conforme a la cual el juez ha de valorar todas aquellas circunstancias relativas al caso concreto, no solo al efecto de determinar la cuantía de la pensión en el caso de que la misma resulte procedente, sino para establecer también la duración de la misma (indefinida o temporal).

En este sentido, el hecho de que cada cónyuge tenga su propio trabajo no va a suponer un impedimento a la hora de fijar una pensión compensatoria, mientras se demuestre que el referido desequilibrio económico existe, y que este es consecuencia directa de la separación o divorcio. Como tampoco tendrá ninguna transcendencia, el hecho de que la disolución del régimen ganancial pueda suponer la obtención de un buen patrimonio económico por parte de los cónyuges.

Por último, cabe decir que si en el momento de la separación o divorcio, el cónyuge que siempre ha trabajado carece de ingresos, puede considerarse que ya no existe desequilibrio económico. En esta línea, el Tribunal Supremo ha llegado a denegar pensiones compensatorias, esgrimiendo el argumento de que el cónyuge a quién se le reclama el pago de la pensión, se encontraba en ese momento en el paro. Sin embargo, otras veces, atendiendo a la finalidad misma de la pensión, así como a la falta de oportunidades de encontrar trabajo por la parte de quien reclama, sí que se han establecido pensiones.