La relación de filiación

La relación paterno filial tiene una serie de consecuencias que afectan a otras áreas jurídicas. El punto más importante a tener en cuenta actualmente es la equiparación en cuanto a los efectos de todas las clases de filiación (matrimonial o no matrimonial). Pero la igualdad no es absoluta, por lo que hay diferente régimen jurídico en orden a la determinación de la filiación. Por una parte, la filiación determina los apellidos con arreglo a lo dispuesto en la ley, y por otra aporta el deber de velar y alimentar a los hijos. Por tanto, el padre y la madre, aunque no ejerzan la patria potestad, están obligados a velar por los hijos y a prestarles alimentos.

¿En qué casos se pueden excluir los efectos legales de la relación de filiación? Según el Código Civil quedará excluido de la patria potestad y demás funciones tuitivas y no ostentará derechos por ministerio de la Ley respecto del hijo o de sus descendientes, o en sus herencias el progenitor:
  • Cuando haya sido condenado a causa de las relaciones a que obedezca la generación, según sentencia penal firme.
  • Cuando la filiación haya sido judicialmente determinada contra su oposición.
En ambos supuestos el hijo no ostentará el apellido del progenitor en cuestión más que si lo solicita él mismo o su representante legal. Dejarán de producir efecto estas restricciones por determinación del representante legal del hijo aprobada judicialmente, o por voluntad del propio hijo una vez alcanzada la plena capacidad.

De esta manera las sanciones terminan bien por voluntad del propio hijo, una vez alcanzada la plena capacidad, bien por determinación del representante legal del hijo, cuando haya tal representación que afecte también al orden personal.

Si necesita saber hasta qué punto afecta su relación de filiación, no dude más en visitar un abogado experto en familia para resolver sus dudas. Desde nuestro despacho en Sevilla, podemos ofrecerle el mejor asesoramiento en derecho civil.